Domingo minimal y de techno nacional en el CAMBIO de Replay Sunset Parties

0

Continuando con la celebración del Aniversario de Replay Sunset Parties, el último concepto que presentaban era CAMBIO el pasado domingo 11 de junio en una fiesta donde predominó el sonido rumano en la terraza con grandes dosis de minimal y micro-house y el techno de Polegroup, uno de los sellos más importantes de nuestro país, en la discoteca, además de la mejor selección a cargo de HouseKeepers en la zona Brunch para comenzar el largo día.

El día acompañaba con un gran sol que nos obligaba a sacar a relucir nuestras mejores gafas de sol y ropa bien fresquita frente a las altas temperaturas. Replay nos ayudaba con esto con dos grandes ventiladores en la zona de la terraza, la piscina para los más calurosos y varios vaporizadores en la zona cubierta junto a la terraza. Perfectas medidas para combatir contra un clima de desierto que no podía dejarnos sin fuerzas, ya que había muchas horas de baile por delante.

Como es habitual, la zona Brunch inauguraba una vez más la edición, esta vez comandada por HouseKeepers. Barra libre de cerveza y feria de la tapa para todos los que llegaban desde primera hora, disfrutando de una gran selección musical donde pudimos escuchar grandes joyas del house, disco e incluso algún que otro sonido ácido a cargo de los deejays Simon García, residente que comenzó con un set de una hora, Hyman Bass y Rafa Santos. Extendiéndose hasta las 16:00, los bailes acompañados de los remojos en la piscina fueron el punto inicial perfecto para esta edición que solo acababa de comenzar.

Tras el cierre del Brunch, la terraza comenzaba a funcionar con Roberto Amo a los platos en un set de hora y media. House con mucho groove que fue llevando poco a poco hacia un terreno más sensual e hipnótico, haciendo una perfecta transición desde el sonido que mantuvieron HouseKeepers hasta el que predominaría en la terraza durante toda la jornada. Warm-up lleno de calidad que culminó con un más que sexy micro-house que daba paso a Anthea, primera invitada y que comenzó de un gran modo su sesión, a medias vueltas entre formato digital y vinilo, con una más que clara predisposición a los vinilos, los cuales conseguía meter de un modo fino y con clase. La terraza bailaba con fuerza los sonidos “acaricia-oídos” que nos regalaba, que rompía con potentes bajos que nos hacían revolvernos por dentro. La gente se mantenía en una danza hipnótica, disfrutando de la destreza y gran técnica de la artista, puro sensualeo. Sin lugar a dudas uno de los platos fuertes de toda la jornada.

Mientras tanto, desde las 18:00, para los amantes del sonido fuerte y sin aditivos, la discoteca se ponía en funcionamiento con Álvaro Medina abriéndola con un set de una hora donde sacaba a relucir su lado más oscuro. Contundencia sin perder nada de elegancia, lo cual fue continuado por Tripeo, quien cogía el relevo para hacernos disfrutar de dos horas de techno experimental y abusivo, oscuro y ambiental, pero sin perder la fuerza y el bombo. El productor holandés lució con orgullo el sonido Polegroup. Pese a las altas temperaturas que dificultaban el poder estar dentro de la discoteca, los más fieles aguantaban sin perderse ni gota de lo que acontecía. Los siguientes en coger turno eran uno de los dúos más consagrados del sello español, quienes nos traían su live durante una hora y media de techno seco y frío, oscuro y calculado. Hector Sandoval y Valentín Corujo, conocidos como Exium, hicieron vibrar de gran manera los cimientos de la zona discoteca. Finalmente, para culminar la noche, el encargado de realizar el especial closing set era Reeko, quien tomaba los mandos en la cabina para regalarnos una sesión de lo más bestia. El asturiano nunca falla, y es que se puede considerar ya consagrado como uno de los mejores artistas nacionales, con una música con tendencia oscura y agresiva, un estilo desafiante y que dejó la sala totalmente patas arriba.

Mientras tanto, en la terraza, tras el set de Anthea, fue uno de los máximos exponentes de la escena minimal rumana el encargado de coger el relevo. Radhoo se decantó por un sonido más seco que Anthea, limpio y cortante que sumió al público en un baile repetitivo y sin fin. Minimal en pura regla sin aditivos durante más de dos horas en las que también se atrevió incluso con algún que otro break del que disfrutamos fuertemente y con varios sintes ácidos acompañados de la batería rumana en una combinación original. Al final de su set nos sumió en un viaje espiritual con largas y profundas melodías. Sonja Moonear hacía aparición pasadas las nueve, quien compartió cabina con su compañero durante unos temas antes de tomar el mando ella por completo. Aumentando los bpms y dándole mucha más fuerza, pero sin perder la esencia minimal, la suiza sabía lo que hacía y nadie quería perder el más mínimo detalle de ello. Dándole una visión mucho más oscura a la música e incluyendo bastantes vocales, desde voces robotizadas hasta hip-hop, e incluso atreviéndose también con sonido ácido, supo darnos un cierre de leyenda.

El quinto aniversario de Replay Sunset Parties sigue avanzando a un ritmo impresionante, dándonos una vez al mes un domingo de pura diversión y buena música. La siguiente parada es SENSUALIDAD, y sin conocer aún el cartel, podemos adelantar que tendrá lugar el día 16 de julio.

Share.

About Author

Hay algo en la música que nada más puede despertar en mi. El house es mi pasión. Undeground is life.

Leave A Reply