Magia y naturaleza en la exclusiva experiencia de Life & Death para la Off Week

1

Otro año más que rápida y veloz la semana grande de Barcelona pasa ante nuestros ojos, con otra edición más de Sonar Festival caracterizada por tener el mayor número de asistencia y con unas más que destacadas actuaciones y una Off Week plagada de eventos donde poder disfrutar de la mayoría de showcases de grandes sellos del panorama electrónico. Life & Death se corona como una de las mejores fiestas de esta edición con un exclusivo encuentro para pocos afortunados en un idílico lugar y con un gran cartel.

Huyendo de los eventos multitudinarios e intentado concentrarse más en un buen trato especial y único hacia el público, Proyectual y Life & Death, el sello de Dj Tennis, elegían Vila Habana para la localización de esta última fiesta el domingo 18 la cual cerraría esta Off Week 2017. A unos 30 minutos en transporte público desde el centro de Barcelona, Vila Habana se presentaba como una mansión colonial neoclásica construida en 1935 y con un amplio jardín mediterráneo lleno de espacios verdes y grandes palmeras.

El cartel elegido para esta especial ocasión totalmente a la altura de las circunstancias, formado por grandes artistas como Red Axes, Moscoman, Black Spuma, Leon Vynehall, dos partes de Studio Barnhus, Axel Boman y Kornel Kovacs, y por supuesto, Dj Tennis entre otros tantos. Todos estos reunidos en un ambiente familiar que daba a la fiesta un aura muy particular e increíble.

Comenzando desde temprana hora a las 14:00 del domingo, Vila Habana abría sus puertas a las personas privilegiadas que poseían entradas, agotadas con bastante antelación y siendo casi imposible conseguir una de reventa. En la amplía explanada frente a la gran casa, una gigante carpa situaba lo que sería el stage principal de la fiesta, con una decoración amplía formada por cajas de madera que se amontonaban en torres alrededor del setup que utilizarían los diferentes artistas. Alrededor, vegetación allá donde alcanzaba la vista, variada y colorida. En una explanada de césped, varias sombrillas, y un radio-truck donde en directo realizarían diferentes sesiones varios deejays durante toda la jornada. Todo cuidado hasta el más mínimo detalle.

Las primeras horas fueron amenizadas por el equipo de Gommage, los chicos de Discos Paradiso y Black Spuma, donde la selección fue exquisita y totalmente acompasada a la hora, perfecta para entrar poco a poco en calor. La gente se relajaba al sol en el césped, disfrutaba de una comida en el food-truck o incluso de frutas tropicales disponibles en un pequeño puesto, bailaba frente al dj o incluso se perdía entre el follaje en busca de intimidad. Las opciones eran variadas y nos encontrábamos en una especie de aldea autosuficiente e independiente con un aire muy alternativo. Se respiraba alegría y magia en el ambiente.

El otro stage se encontraba a uno de los lados de la mansión, y era un producto imaginativo de lo más logrado. Difícil de explicar con palabras, estaba formado por grandes palés de madera que asemejaban una especie de fuerte o corral de granja, con varias salas construidas con madera, unas cubiertas con techo, otras al descubierto y rodeando una central en la cual estaba la “cabina”, en la cual te podías situar detrás del artista, en unas de las salas continuas a los lados o en la sala de enfrente, desde la cual se podía observar al dj por un amplio hueco. En un mano a mano con los artistas, podías interactuar con ellos, observarlos desde primera plana verlos mezclar y sentirte totalmente inmerso. Nada de altas cabinas, lejanías o reservados. Sin lugar a dudas un escenario mágico en el cual tendrían lugar descabellados b2b entre los distintos invitados al showcase.

Uno de los platos fuertes de la fiesta sin lugar a dudas tuvo lugar a las 18:30, donde en el main stage se daban cita Kornel Kovacs y Axel Boman para un b2b de hora y media que esperábamos ansiosos. Los dos tercios de Studio Barnhus cumplieron con su parte y de que manera, con un house de lo más tranquilón que nos hacía mecernos frente a ellos en primera fila bailando los lentos compases que poco a poco conforme avanzaba el tiempo iban perfilando y dándole algo más de fuerza, juntando en poco más de media hora a un multitudinario público que bailó de una manera sobrada todas las mezclas que se iban turnando estos dos, con una selección exquisita entre risas y colegueos entre ellos y entre otros como Dj Tennis o Marvin & Guy, que observaban desde primera hora el desarrollo de la sesión. Chill, disco e incluso algún break housero muy acertado entre la selección musical de estos dos que convirtieron la pista de baile en un auténtico fiestón.

Estos dos italianos fueron los que les tomaron el relevo seguidamente en esta misma zona, con su hipnótico sonido lleno de influencias del italo-disco, en una sesión bastante diferente y llamativa que terminó por reunir a la gente en torno a la zona de baile de la carpa, la cual a partir de ese momento no perdió audiencia hasta el final. Disco espacial con mucha fuerza en donde incluso tuvimos la oportunidad de escuchar algún que otro sinte ácido que nos puso la piel de gallina. Justo cuando estaban culminando su sesión, sacaron a relucir el famoso “Body Language” de Booka Shade en un momento para el recuerdo. Tras los italianos, los israelitas más gamberros y últimamente tan en boga Red Axes tomaban control de la situación, con sus sonidos árabes y tribales, house para bailar lento y con ganas e incluso bastantes toques de rock. Como siempre, no defraudaron, en un set donde se decantaron por hacernos disfrutar con joyas rebuscadas y con títulos propios que no estamos acostumbrados a escuchar en sus sesiones como “Caminho De Dreyfus”, track con el que culminaron dando paso a un b2b entre el capo del sello de la fiesta, Dj Tennis, y el de Disco Halal, Moscoman.

Un set de lo más animado y a medio camino entre el house oscuro y atmosférico de Dj Tennis y los toques orientales y tribales de Moscoman, en donde destacó en gran medida el momento “Fernandez”, casi al final del set, cuando el remix de Red Axes a este famoso tema de Moscoman cobraba fuerza en Vila Habana extendiéndose por la multitud que aplaudía y bailaba con fuerza sin perder mínimo detalle.

Leon Vynehall fue como esa estrella que en el cielo brilla más que las demás. Se coronó en un momento como lo mejor de toda la fiesta con una sesión de hora y media durante la cual no se dejó de mover el esqueleto ni un único instante. El público enloqueció y lo dio todo sin tomar siquiera un respiro, nadie quería perder ni un solo track de los que el inglés seleccionaba con cuidado, en donde encontrábamos desde ritmos super funk hasta música africana como la de Four Tet en su tema “The Track I’ve Been Playing That People Keep Asking About And That Joy Used In His RA Mix And Daphni Played On Boiler Room”. Sí, ese es el nombre del track.

Continuó con un sensualeo extremo en unos temas lentos de bailar arrimado y con mucho estilo, llevándonos a otros lugares con juegos de percusiones y trompetas, soltándonos alguna que otra joya de house de chicago clásico y también del house más guarrón y haciendo enloquecer a todo el mundo con dos momentos clave durante su sesión. Hablamos de cuando sonó el S-Tone mix al “Everything” de Montego Bay, ese house italiano tan rico y que los más sibaritas corearon a voz en grito, y del momento “Existence” de KiNK, hora de perder el control y ponerse a bailar sin importar nada más. Sin lugar a dudas, Leon Vynehall sabe lo que hace, y lo controla a la perfección. Para cerrar, nos regaló un sensual break muy meloso y que nos hizo otorgarle finalmente la corona de ganador. Pero la fiesta no había acabado.

El dúo Margot se decantó por un rompedor estilo seco y cargado de fuerza, en una sesión animada y variada que dio paso al gran cierre de Wrong Therapy.

Mientras tanto, en el pequeño corral, una bacanal de house, disco y grandes clásicos atemporales había tenido lugar durante toda la fiesta, donde se desarrollaron unos b2bs de lo más interesantes, como los de Discos Paradiso con Wrong Therapy, Dj Tennis con Axel Boman, el de Dori de Red Axes con Alessandro Parlatore de Marvin & Guy y el impresionante cierre entre Moscoman y Leon Vynehall, de esos que te gustaría llevarte enmarcado a casa. Una locura sin igual en un ambiente de lo más participativo, la gente no paró ni un solo segundo de disfrutar y bailar con cada mezcla, con cada tema, divirtiéndose junto a sus artistas preferidos y disfrutando a su lado. Nos quedamos con el momento “Love Honey, Love Heartache” de Man Friday.

Sin lugar a dudas, Life & Death se corona como uno de los eventos más interesantes, exclusivos y lleno de calidad de esta OFF Week 2017. Ahora tan solo nos queda esperar que nos prepararán el año que viene.

Share.

About Author

Hay algo en la música que nada más puede despertar en mi. El house es mi pasión. Undeground is life.

1 comentario

  1. juan carlos on

    It was such a cool party! even if it was 38º in the sun!
    the music was OUTSTANDIN! Gomage dj Team were my favorite. Fabrizio Mammarella threw down a set together wirth Dj Kramer that had all the girls sweating for two hours.

    all in all just a super party for a super label

    Thanx!!

Leave A Reply