Rampage festival se supera cada año

0

El pasado fin de semana, los días 2 y 3 de marzo, se celebró en Amberes el  Rampage, el mayor festival de Drum and Bass y Dusbtep del mundo. Y como no, nosotros estuvimos allí para contártelo.

Como ya hemos mencionado en anteriores artículos, la ciudad Belga es visitada este fin de semana por ravers de todo el mundo, los cuales abarrotan el centro de la ciudad. El festival vendió todas las entradas disponibles, unas treinta mil, un cupo de gente que llena el Sportpaleis hasta los topes. Este palacio multiusos, donde se celebra el festival cada año, nos asombra anualmente con un escenario inmenso, ambientado con luces, láseres, pantallas y altavoces que nos acompañan a lo largo de todo el edificio. Un espectáculo visual que nos hace disfrutar mucho más de esta música que tanto nos gusta.

Pudimos comprobar el ambiente nada más entrar el primer día, a eso de las 20:15 cuando no mucha gente bailaba a ritmo de Drum and Bass, con Radar Records SoundsystemUna hora más tarde de comenzar, Doctrine se ponía a los mandos para seguir con Drum and Bass pero esta vez a un ritmo más potente, ya que finalizó su set con Neurofunk.

Los jóvenes Hatcha & Youngsta fueron los encargados de relevar al londinense, manteniendo al público danzando. A las 21:45 tocó el turno de los esperados Kings of The Rollers, junto a MC Inja que nos ofrecieron un espectáculo de Drum and Bass que nos dejó boquiabiertos a todos los allí presentes. Comenzando con Liquid y algo de Jump Up, finalizaron su sesión con el Neurofunk.

Justo después, llegó el turno de Maduk que junto a MC Mota nos hicieron disfrutar de un set lleno de Liquid como sus propios clásicos, Ghost Assassin por ejemplo, cantada por Mota y que nos recordó muchísimo al festival londinense Liquicity, celebrado cada año en Londres. Tras este set repleto de “feelings”. Llegó el turno de los esperados por los fans del Dubstep, Flux Pavilion y Doctor P, que a ritmo de canciones como International Anthem, Tetris o el famoso Remix de Flux a Gold Dust, de DJ Fresh, nos ofrecieron un set del que todo el mundo disfrutó al ver la habilidad a los platos de estos dos artistas.

Después de los ingleses, vino el turno de los grandes Camo & Krooked. Los austriacos nos ofrecieron una sesión en formato Live que asombraron gratamente a los allí presentes; con sus temas más conocidos como Ember, Mandala o el famoso remix de Signal a su Black or White. Una sesión que no pudiste perderte ya que esta edición del festival, casi al completo, fue retransmitida en directo por el canal de YouTube del festival. Un directo seguido, ambos días, por más de medio millón de personas, una cifra muy elevada que hace crecer el número de aficionados a este estilo musical no muy afamado día a día.

La única sesión que no fue retransmitida, fue la de Pendulum en formato DJ Set, la cual pudimos escuchar a continuación. Tras un inicio con el Remix de Noisia a su conocida Hold Your Color, estuvimos bailando durante una hora con el Drum and Bass más intenso. Un set que sin ninguna duda no defraudó a los más fieles a este estilo. No nos quedamos igual de contentos con Andy C que nos ofreció una hora de el mismo estilo que Pendulum, pinchado a vinilos, que finalizó con unos veinte minutos con varios temas del Jump Up más comercial.

Nada más acabar, el canadiense Snails, pulsó el play de uno de sus CDJs y escuchamos Shake The Ground, su colaboración junto a Kill The Noise, Sullivan King y el guitarrista Jonah Kay. Vivimos durante una hora el Dusbstep más potente, unas cuantas  IDs y su Vomistep más característico.

A las 4 de la mañana el dúo Killbox, formado por Audio y ED Rush, saltó al escenario para abrirnos con su desconocido Remix a On A Rampage, de Murdock y Doctrine. Los ingleses remezclaron el Anthem del festival sin que los productores se enterasen, un detalle que gustó tanto a ellos como al público, que disfrutó del Neurofunk más intenso. Justamente después de esta sesión, el canadiense Snails puso el siguiente tuit:

Lo que nos hace pensar que este género, no tan afamado y a veces criticado, se empezará a escuchar cada vez más en los sets del canadiense.

La última sesión de la noche fue el triple B2B de Turno, Logan D y Upgrade, que tras la paliza de Killbox, los escuchamos sentados en la grada. Como bien era de esperar, este trío finalizó la noche con el Jump Up más “ridículo” de la actualidad. La mañana siguiente fue dura, nos despertamos con dolor pero con muchas ganas del segundo día ya que nos esperaban grandes nombres como los de Murdock, Dirtyphonics, SASASAS o Virtual Riot; una noche que daría mucho de sí.

Entramos para el final de James Marvel al que vimos pinchar algo de Jungle con Neurofunk. Una mezcla muy atrebida que descontento al público. De repente, Nicon, Franky Nuts y Lifecycle se pusieron a los mandos de la cabina para pinchar y hacernos disfrutar de 45 minutos con muy buen Dubstep.

Acto seguido, vino Murdock que, con una sesión que comenzó con On A Rampage, antes mencionada, nos hizo disfrutar de lo lindo con 45 minutos de su mejor Jump Up y Neurofunk.

Viper Showcase, formado por Matrix & Futurebound, Brookes Brothers y Cyantific, fueron los encargados de proseguir con la noche. A ritmo del mejor Liquid y Jump Up que ellos mismo producen, nos hicieron disfrutar, sin lugar a dudas, de los mayores espectáculos de la noche. Si creíamos que los europeos habían montado una buena fiesta, los americanos que venían a continuación, iban a hacer a agotar todas nuestras energías. Efectivamente, estamos hablando de una de las sesiones más esperadas de todo el Rampage, el Showcase de Disciple formado por Myro, Barely Alive, Virtual Riot y PhaseOne.

Comenzó Myro a pinchar con sus una de sus canciones más conocidas, Take Me Up junto a BAR9. Al poco de empezar a los platos, 15 minutos después, Virtual Riot mostrando sus dotes como speaker presentó a Barely Alive, que con sus IDs nos hizo disfrutar de otros 15 minutos más.

Justo entonces, Virtual Riot pasó el micro a PhaseOne para que éste le presentase. Empezamos a temblar cuando el americano comenzó con su nueva y esperada Pray For Riddim seguida de sus últimos lanzamientos. Tras otro cuarto de hora de locos, PhaseOne se puso a los mandos para hacernos temblar con sus mejores canciones. Lo mejor ocurrió cuando todo el mundo escuchó 404, de Hekler y Gladez, una ID bastante esperada y extraña por su producción. Tras este tema escuchamos el VIP a Welcome To Mayhem del propio PhaseOne con el que finalizó esta sesión que tanto deseábamos escuchar con 4 DJs de una calidad asombrosa.

A los americanos, les siguieron Macky Gee y DJ Phantasy con sus tres MCs. Exacto estamos hablando de los integrantes de SASASAS, un grupo formado por cinco participantes, antes 6, tras el reciente fallecimiento de Stormin, su cuarto MC. Cincuenta minutos de Jump Up bastante cañero que nos hicieron gritar con tres de los mejores speakers actuales.

A la 1:20 empezó el DJ set de Chase & Status que de nuevo se nos quedó corta, por la gran  cantidad de temazos que metieron los británicos. Eran tan solo las dos de la mañna y el público quería fiesta la cual iba a retomar el dúo francés Dirtyphonics. Otros 50 minutos de Drum and Bass y Dubstep donde pudimos escuchar sus últimas colaboraciones con Sullivang King como su colaboración con Virtual Riot, Beat Dem Up.

A solo tres horas de acabar volvíamos a escuchar Dubstep en el Sportpales de las manos del B2B que hicieron Funtcase y Cookie Monsta. 60 minutos cargados de Dubstep y Riddim en los que no paramos ni un solo momento.

Una hora después iba a comenzar la hora más intensa de toda la noche y quizás de todo el festival. Current Value se ponía a pinchar, presentando su función CVAV, con sus vinilos más valiosos, que nos hacían mover el cuerpo armónicamente con los temas de su nuevo EP, Deadly Toys. Todos pensábamos que el DJ y productor iba a hacer una sesión B2B con Billain. Pero no fue así, a la media hora el bosnio se dejó ver por el escenario y tras ver que Current Value abandonaba la cabina, supimos que iban a ser dos sesiones distintas.

Tras una intro cargada de bajos, comenzamos a escuchar de lo que este DJ es capaz de hacer en su show Hyperbinary; media hora cargada de Technical Neurofunk, los cuales nos dejaron sin energías para lo poco de noche que quedaba.

Los dos sets que acabábamos de escuchar nos habían dejado sin aliento e hicimos una breve pausa para descansar ya que nos espera Hedex, el cual supo cómo ponerle la guinda al pastel acabando con su mejor Jump Up.

Eran las seis de la mañana, hora de despedirnos del festival belga, cargado por primera vez de dos días de fin de semana, con los mejores artistas de la escena Bass actual. El año que viene se celebrará en Amberes la décima edición del Rampage, en la cual esperamos poder volver y vernos las caras de nuevo y poder gozar de la música que tanto nos gusta.

Share.

About Author

Informando sobre la actualidad del bass y demás noticias musicales. Podéis encontrarme en @crisvastylez

Comments are closed.

A %d blogueros les gusta esto: