Selectores de primera ocuparon el Frequency Stage de DGTL Barcelona

0

Tras haber concluido una edición más de DGTL Barcelona llega el momento de ahondar en la que para nosotros fue la zona más especial de todo el festival, íntima y llena de vida. En el área Frequency se dieron cita durante los dos días grandes selectores que desarrollaron sets de dos horas en los cuales pudimos escuchar joyas ocultas, clásicos del house, los mejores temas rompe pistas y melodías disqueras y llenas de groove.

Al igual que los amantes de los vuelos altos de bpms y sonidos crudos y fuertes no abandonarían mucho el stage Generator, los sibaritas del house y los amantes de la selección no pudieron pasar mucho tiempo alejados del Frequency stage, y es que el cartel que esta zona presentaba no dejaba irse en ningún momento.

Situado en lo que podría considerarse la zona más alejada, subiendo la amplia cuesta que nos situaba bajo la gran placa fotovoltaica del Parc Del Fórum, y con unas vistas de escándalo, un pequeño escenario cubierto de vegetación y con dos torres de sonido Funktion-One a cada lado daba forma a Frequency. Un espacio pensado de un modo más íntimo y selecto, dejando atrás las mega-construcciones y decantándose por algo simple pero con estilo y mucho encanto. Una programación pensada al milímetro, contando con una gran variedad de distintos selectores de los más conocidos, con una gran trabajo a sus espaldas y que se repartirían de principio a fin durante los dos días de festival en sesiones de dos horas cada una.

El viernes 11 era Daniel Baughman el encargado de romper la cinta de inauguración y comenzar lo que sería la primera jornada con dos horas de buena música que supuso el perfecto calentamiento mientras la gente comenzaba a llegar poco a poco y el festival cobraba forma. El dj barcelonés de Hivern supo dar el giro inicial perfecto, la pizca de magia que se conservaría hasta el final. Chaos In The CBD cogerían el relevo, contando ya con un considerable público que no daba rienda suelta a los grandes temas que el dúo neozelandés nos daba. Ben y Louis hicieron sonar su último EP, Zona del Silencio, con un estilo mucho más pausado y con tintes oscuros, pero también nos hicieron saltar por todo lo alto con grandes temazos llenos de ritmo como el edit de Joey Negro al “Bring It On” de D-Rail. Mucho disco y funky que desarrollaron de un modo de lo más acertado durante sus dos horas de set.

La cosa se puso más seria cuando Mike Servito irrumpió en escena, con ganas de guerrear y quemar la pista con mucha fuerza. El residente del Bunker cambió el ritmo de la situación, algo que se conservaría hasta el mismo cierre durante todo el día: ácido y temas pisteros por doquier. Acid Servito como bien se le podría haber categorizado consiguió masacrar al público con grandes temazos con los que era imposible estarse quieto siquiera un segundo. Una selección de lo más variada y enérgica en la que pudimos escuchar desde house cargado de fuerza hasta techno, pasando por electro y grandes dosis de acid. El sol fue cayendo poco a poco mientras escuchábamos grandes temas como el “Chorus” de KiNK o el “Two Together” de Steffi y Tom Trago.

Una de las últimas confirmaciones para esta edición de 2017 fue nada más y nada menos que la del dúo Optimo. Los veteranos conocidos por ser unos malabaristas a las mezclas y unos selectores de cuidado lograron hacer temblar los cimientos de Parc Del Fórum con una sesión que quedó de por seguro grabada en las cabezas de todos los allí presentes. Lograron una conexión con el público única y especial en lo que se convertiría en el mejor set de esta primera jornada a nuestro parecer. Con una colección de discos a sus espaldas apabullante, lograron hacernos temblar con clásicos como su edit al “Smalltown Boy” de Bronsky o el imparable “Somebody Who Loves Me” de Whitney Houston, logrando capturar momentos que quedarían para el recuerdo y que fueron coreados por el público en alto mientras el baile no cesaba. También nos trasladaron de continente con temas africanos como el “Msichana” de Tanzania Soundsystem o con temas árabes como “Al Shark” de Kabalta. Cuando la noche llegó, las atractivas luces del escenario salieron a relucir, convirtiendo la zona Frequency en un paraje mucho más llamativo.Una sesión para enmarcar la de estos dos, y tras la cual dio comienzo otro de los highlights de la noche, el gran Tom Trago, que sabía que lo tenía difícil pero sin lugar a dudas supo estar a la altura de las circunstancias, con un set de lo más pistero con el que nos conquistó. Desde sonidos fuertes como pudimos ver al escuchar el famoso “Guetto Kraviz” de la tan conocida Nina Kraviz, hasta el deep más gustoso con el tema de Larry Heard, “The Sun Can’t Compare You”. También avanzando por lo mejor del panorama housero con temas como el “Where’s Jason’s K” de Syclops, lo nuevo de Palms Trax, “Gold” o la míticada de KiNK, “Existence”. Destacar el momento “Sing It Back” de Moloko, que alzó en alto las voces del publico. Casi al final del set no pudo faltar su pieza maestra, es decir, su mítico “Use Me Again”. Una sesión de 10.

Los encargados de poner el broche final ya llevaban unas cuantas horas tanteando por detrás del stage, y es que a Jackmaster y Jasper James se les veía con ganas de realizar ese especial b2b que pondría fin a la primera jornada del festival. Llegado el momento, se pusieron manos a la obra con dos horas de pura diversión al más puro estilo propio que estos llevan, jugando con el sonido inglés, resonando temas cargados de energía y ritmo, regalándonos un house perfecto para la pista de baile. Incluso se atrevieron más de una vez a coger el micro para decir alguna que otra frase motivadora que lograba animar más aun si era posible al loco público repleto de energía. Temas agresivos como el edit de Len Faki al “Wide Open” de Dj Hyperactive y grandes clásicos atemporales como se escuchó al sonar la melodía del himno “Jaguar” de Rolando y el “Numbers” de Kraftwerk.

Al día siguiente se volvía con las mismas ganas, y es que el sábado 12 volvíamos a contar con un espectacular line-up, comenzando con los residentes de la famosa tienda de discos barcelonesa. Discos Paradiso Crew sacaron a relucir una gran tanda de joyas durante sus dos horas de set, en un perfecto calentamiento que fue continuado por una figura clave del panorama disco australiano. Hablamos de Tornado Wallace, quien de 17:00 a 19:00 desplegó sus cualidades selectoras ante el íntimo público que disfrutaba de una selección tras otra de grandes temas repletos de ritmos funky y disco, canciones bajadas de revoluciones que nos ayudaron a digerir la resaca del día anterior y ponernos a punto para lo que estaba por venir aquel último día. Una técnica envidiable en la mezcla y un bagaje musical de lo más amplio demostrado en su rara selección, temas casi desconocidos por la mayoría, a excepción de algunos como el “Father” de Kenny Bobien, ejemplo perfecto de lo que supuso la sesión de este gran artista. Puro delicatessen para sonidos sibaritas. Prins Thomas salió al estrado luciendo una camiseta de Disco, y continuando con el mismo rollo delicado y lleno de estilo con el que Tornado había dejado la pista. El público se multiplicó conforme su set avanzaba, y la selección con la que nos trató el noruego fue algo digno de admiración. Sin lugar a dudas es uno de los mejores artistas que ahora mismo te puedes encontrar, y lo supo demostrar con una sesión de lo más bien pensada y llevada a cabo. El maestro del espacio dejó a un lado su cosmic disco para dejarnos ver su lado más tranquilo, lleno de estilo y color.

El siguiente en la lista era Mall Grab, para el cual el stage se llenó hasta la saciedad, siendo el artista que consiguió junto a Tom Trago el día anterior reunir a más público. La joven promesa del lo-fi house cambio de lleno las tornas en el stage, sacando su lado más macarra con una gran selección de garage house que puso a todo el mundo dando saltos de arriba a abajo. Temas míticos del sonido inglés como el “Mind, Body and Soul”, UKG por todo lo alto, o sonidos de lo más gamberros escuchados en temas como “The Bomb” de Big Miz. También nos regaló conocidos temas propios cargados de ritmo, como su “Pool Party Music”. Una sesión divertida y para todos los públicos, que decidió acabar excediéndose unos minutos en su horario con temas al más puro estilo trap estadounidense. Pedro Vian no sabemos muy bien como se tomó esto, siendo él el encargado de tomar el relevo, pero cuando finalmente le llegó la hora, nos hizo disfrutar a lo grande con una selección de lo más refinada y pura. Pedro nos llevó consigo en un viaje, realizando durante su set un recorrido musical que fue una prueba perfecta de su gran bagaje musical. Clásicos de los de antes como el “The Ultimate Warlord” de The Inmortals, cosmic disco para cerrar los ojos y dejarse llevar, o “The End Of It All” de John Tejada, otra gran joya desenterrada por el barcelonés para hacernos viajar en el Frequency stage.

El broche final al festival venía de la mano de dos figuras potentes del panorama, Steffi y Prosumer, quienes unieron fuerzas en un más que colosal b2b que se coronó como posiblemente lo mejor de todo este DGTL Barcelona 2017. Una sesión que duró 2 horas, pero que podría haber durado 20, que el público hubiera seguido bailando sin moverse del sitio y sin dejar de darlo todo. Y es que si te acercabas al Frequency lo más mínimo durante el desarrollo del set de estos, era imposible que volvieras a moverte de ahí. Un sonido único, especial y lleno de fuerza que te arrastraba hacia un baile continuo y salvaje. Con un estilo de lo más ecléctico tras los platos, y una mezcla perfecta, los dos artistas fueron haciéndonos virar entre techno y house, electro y acido, melodías calmadas y subidones desenfrenados, todo llevado de una manera perfecta y que solo te hacía querer más y más. Steffi es residente de Panorama Bar en Berghain, y sin lugar a dudas supo trasladar el sonido Panorama hasta el Parc Del Fórum, con ayuda de un Prosumer de lo más enérgico, que dejó a un lado su parte más disquera. Nos quedamos guardados grandes momentos como los vividos al sonar grandes rompe pistas como el “No UFOs” de Model 500 o “Where’s Your Child?” de Bam Bam, o con temas llenos de encanto como el “Wasted At Work” de Pulsinger & Irl o el “Afro Trancers” de Luciano Pizzella. Un cierre que pasará a los libros, la manera más perfecta de concluir una edición más de DGTL Barcelona, un festival que sin lugar a dudas logra situarse entre los mejores de nuestro país.

 

 

 

 

 

Share.

About Author

Hay algo en la música que nada más puede despertar en mi. El house es mi pasión. Undeground is life.

Leave A Reply