Tormenta de techno ácido producida por Dr Rubinstein en su visita a Mondo Disko

0

Mondo Disko sigue celebrando por todo lo alto su XVII Aniversario, y una de las fechas que más nos llamaba la atención de todas las que nos presentan en este cumpleaños era la del pasado sábado 10 de junio con Dr Rubinstein encabezando una noche llena de chicha ácida y bombo seco.

El XVII Aniversario de Mondo Disko está trayéndonos grandes artistas a la capital como Stephan Bodzin o, esta misma semana, las super estrellas Solomun y Dixon, pero también nombres no tan conocidos y que quizás pueden pasar algo desapercibidos, pero que derrochan talento por doquier y en los cuales hemos querido centrarnos. Por eso acudíamos el sábado 10 a presenciar el set de más de tres horas que la alemana Dr Rubinstein realizó con una técnica impecable y una selección de pánico.

Gerardo Niva abría el telón con un set que fue evolucionando en dureza, donde pudimos escuchar mucho break inglés combinado con un potente house de mucha fuerza que poco a poco fue puliendo hacia un sonido más techno. Sonido oscuro el que fue colando hacia el final del warm up, techno electrizante y atmosférico que nos fue poniendo en situación, a la vez que la invitada de la noche aparecía en cabina, preparando su maleta llena de vinilos con la que nos deleitaría durante más de tres horas de set.

El reloj pasaba las 3:30 de la mañana cuando el primer track de la alemana nos acariciaba los oídos. Una melodía progresiva y oscura que iba cogiendo vida poco a poco, nutriéndose en forma mientras todo el público observaba expectado en que desembocaría este llamativo comienzo. Láseres verdes de repente iluminaban toda la sala a la misma vez que un penetrante bajo salía a la luz golpeando pechos a diestro y siniestro. La sesión siguió un recorrido cíclico perfecto, con una narración en donde cada tema se soltó en el momento adecuado y con una cohesión impresionante. La técnica a la hora de meter los vinilos era algo envidiable de ver, haciendo parecer fácil al moverse entre los platos y la mesa con una soltura y versatilidad increíble. En el discurso de la artista estuvo en todo momento el ácido presente, centrándose en la primera hora en un estilo más melódico y oscuro, cargado de largas melodías y sintes hipnóticos en donde pudimos escuchar grandes temas como el “Why You Feel So Low” de Scuba. Poco a poco, fue dándole más y más fuerza dándonos un techno ácido que lograba mantener a todo el público en un baile sin fin. Este sonido duro se combinaba con guarros breaks que lograban desatar nuestro lado más salvaje. Un no parar de dar y recibir podemos decir. Rubinstein nos dio incluso algún descanso para poder respirar ante tal exhausto desfile de golpes que no tenía fin atreviéndose con algún que otro tema trance, que logró encajar a la perfección. Hacia las seis de la mañana, cuando pensábamos que el final estaba cerca, completando el ciclo de su set, volvían las melodías profundas acompañadas de sintes ácidos, rebajando la fuerza y calmando en cierta medida el ambiente. Pero la cosa no iba a quedar ahí, y cuando pensábamos que no había lugar para más sorpresa, Dr Rubinstein alargó el cierre con una media hora de electro clásico lleno de compases rotos y ritmos sucios. Ese día tocaba llegar a casa sin piernas.

En definitiva, Dr Rubinstein cumplió y de que manera con las expectativas, dando una lección de acid techno como muy pocos pueden, a medio camino entre vinilo y digital, con una mayor presencia del formato old-school y terminando a lo grande con media hora de electro sucio y atemporal que nos dejó con un más que buen sabor de boca.

 

Share.

About Author

Hay algo en la música que nada más puede despertar en mi. El house es mi pasión. Undeground is life.

Leave A Reply