UVA, el estudio que convierte en espectáculos tecnológicos los conciertos de Massive Attack

0

United Visual Artists es un estudio de diseño londinense que convierte en puro arte tecnológico los directos de Massive Attack. Un espectáculo alucinante.

La fascinación de los artistas por la tecnología y los avances científicos no es nueva. El Manifiesto Futurista publicado en el periódico francés Le Figaró el 20 de febrero de 1909 y firmado por Filippo Tommaso Marinetti decía “Un coche de carreras con su capó adornado con grandes tubos parecidos a serpientes de aliento explosivo… un automóvil rugiente que parece que corre sobre la metralla es más bello que la Victoria de Samotracia”. Estas palabras, precedidas y seguidas por un puñado de improperios contra la tradición, una exaltación nada disimulada de la violencia y grandes dosis de agitación cultural para escandalizar a la burguesía bienpensante, anticipaban el inicio de las vanguardias del siglo XX. Su fuerza y su negación de toda racionalidad es tal, que muchos historiadores han leído en ellas incluso un precedente del fascismo que llegaría al poder en Italia algunos años después. Así, entre la pulsión que busca regresar a las formas clásicas, y el empuje que se desata en la ruptura con todo lo establecido, el arte ha ido abriendo nuevos y necesarios caminos.

Massive Attack, la banda británica de música electrónica (y pioneros del trip-hop), pertenece a este segundo grupo. Los de Bristol, en activo desde los años noventa, nunca han renunciado a incluir novedades tecnológicas en sus shows y videoclips que acercaran el mensaje de sus canciones, con una importante componente reivindicativa y de protesta. Buena parte de responsabilidad de la incorporación de la tecnología en las últimas giras de Massive Attack es de United Visual Artist, un estudio de arte y diseño londinense, cuyo trabajo está orientado a crear experiencias sociales en el espectador de sus obras. Lo que buscan los miembros de UVA es hacer al público partícipe de los mensajes. De ahí que la comunión con la banda británica haya sido absoluta. De hecho el estudio se formó después del éxito obtenido por los tres fundadores del proyecto (Matt Clark, Chris Bird, y Ash Nehru) en la gira 100th Window Tour de Massive Attack.

Desde entonces UVA no sólo ha expuesto sus trabajos en algunas de las galerías más importantes del mundo (obras que juegan, por ejemplo, con las matemáticas y la genética), sino que también ha colaborado con marcas como Prada, Sony o MTV. Sin olvidar, por supuesto, a su cliente preferido. El concierto que Massive Attack ofreció en el FIB el pasado fin de semana fue un buen ejemplo de lo que los chicos de UVA pueden conseguir: sobre un juego de luces espectacular, una pantalla de LEDs lanzaba información de cotizaciones bursátiles, el Brexit, ofertas de viajes, el clima de la zona… una saturación de datos descomunal que produce fascinación y desconcierto a quien la recibe. En UVA hay diseñadores, arquitectos, artistas, desarrolladores, informáticos… un entorno ecléctico que propicia las sinergias entre distintas disciplinas. Y que florece en los conciertos de Massive Attack, donde asegura Matt Clark, “celebramos que los tecnólogos somos ahora parte del proceso creativo, no unos chicos arrinconados haciendo cosas de listos”.

Share.

About Author

Leave A Reply